RESPONSABILIDAD SOCIAL

Nuestro
hogar en
la selva.

Nuestro hogar en la selva.

Treinta familias de San Juan de Yanayacu nos recibieron con los brazos abiertos y en un gesto de agradecimiento, hemos creado una alianza estratégica para preservar el hábitat donde estamos ubicados, beneficiando a los pobladores, los animales, la selva, y nuestros viajeros.

Lamentablemente, el accionar del Gobierno no llega hasta aquí; por esto, nuestro compromiso con ellos. Mediante un sistema de rotación, la población local colabora con las actividades de Muyuna. Además, brindamos medicamentos, colaboramos con el transporte fluvial y facilitamos la logística en general.

En San Juan la vida es tranquila, y se mueve al ritmo de la naturaleza, sin modas, medios de comunicación tecnológicos, electricidad o internet. Nuestra intención es no cambiar sus costumbres, por eso es que nuestras visitas al pueblo son espontáneas y auténticas, sin un guion al cual seguir.

Treinta familias de San Juan de Yanayacu nos recibieron con los brazos abiertos y en un gesto de agradecimiento, hemos creado una alianza estratégica para preservar el hábitat donde estamos ubicados, beneficiando a los pobladores, los animales, la selva, y nuestros viajeros.

Lamentablemente, el accionar del Gobierno no llega hasta aquí; por esto, nuestro compromiso con ellos. Mediante un sistema de rotación, la población local colabora con las actividades de Muyuna. Además, brindamos medicamentos, colaboramos con el transporte fluvial y facilitamos la logística en general.

En San Juan la vida es tranquila, y se mueve al ritmo de la naturaleza, sin modas, medios de comunicación tecnológicos, electricidad o internet. Nuestra intención es no cambiar sus costumbres, por eso es que nuestras visitas al pueblo son espontáneas y auténticas, sin un guion al cual seguir.